Blog

Marketing de contenidos, branded content y relaciones públicas #CarnavalRRPP

29/10/2013 | Rosa del Blanco | Blog | 7 comentarios

Marketing de contenidos, branded content y relaciones públicas <small class="subtitle">#CarnavalRRPP </small>

Me sumo a la fiesta #CarnavalRRPP a la que me invitan mis PRcolegas Cristina Aced (@blogocorp) y Carlos Molina (@molinaguerrero). Se trata de una iniciativa que promueve el debate en torno a la comunicación corporativa y a las relaciones públicas. Lo primero darles la enhorabuena por fomentar la discusión en nuestro sector, porque juntos es como seguimos creciendo como profesionales y ampliando conocimientos. El tema a debatir es el marketing de contenidos: ¿Es algo nuevo?, ¿debe enmarcarse en marketing o de la comunicación?, ¿qué profesionales deben desempeñarlo?

No pretendo dar respuestas absolutas, sólo aportar mi humilde contribución a este interesante debate #carnavalrrpp en el que ya han participado multitud de inteligentes y sabios #PRcamaradas. Sin duda, comparto la opinión de los que defienden que el marketing de contenidos no es nada nuevo. Tanto en relaciones públicas como en marketing, mucho antes del boom digital, ya se utilizaba el marketing de contenidos: generábamos contenidos corporativos para llegar a nuestros públicos y formar una comunidad. Entonces se hacían también newsletters, mailings, se escribían artículos, se formaban clubs, etc. Sin embargo cierto es que con el boom digital, los contenidos han ganado aún más importancia y hemos seguido afinando la técnica, desarrollando nuevas ramificaciones aún más especializadas…

Con respecto al concepto, en este caso acepto el término marketing de contenidos como animal de compañía. Quiero decir que me parece un término aceptable, aunque creo que no sólo es marketing, si no que los contenidos corporativos van un paso más allá. No están delimitadas las fronteras con lo que respecto venimos llamando branded content. En este sentido me convence la separación que hace Javier Regueira: “ Branded Content estamos hablando de un concepto estratégico, una nueva forma de hacer comunicación de marca, basada en la producción de contenidos multimedia por parte de la propia marca.  Mientras que en el Marketing de Contenidos, nos referimos a las técnicas relacionadas con la detección de fuentes, edición del contenido y distribución del mismo (generalmente contenido informativo), siempre en el ámbito digital”.

De todas formas, esto de definir fronteras no ha sido nuestro punto fuerte nunca. Aún a día de hoy, no hemos conseguido ponernos de acuerdo en delimitar las fronteras entre la comunicación corporativa, las relaciones públicas y el marketing . Cuando creíamos que al menos teníamos claros los límites con respecto al periodismo, surge el, a mi parecer mal llamado, periodismo de marca para rizar aún más el rizo. Ya os he dicho alguna vez lo que pienso, que si es de marca, entonces no puede ser periodismo.

Volviendo al tema, el marketing de contenidos ¿debe enmarcarse en el ámbito del marketing o de la comunicación? Quizá nos empeñamos a definir y separar fronteras y lo que en realidad deberíamos hacer es fusionar países, no sé si me explico. Me refiero a que cada vez más los profesionales de la comunicación deberían trabajar coordinados y unir esfuerzos. No importa tanto dividir las fronteras, sino trabajar juntos para conseguir objetivos comunes.

Comparto completamente la opinión del estratega de contenidos Keith Ecker que profundizaba en esta idea en PR Daily. “En muchas organizaciones, las relaciones públicas  el marketing se tratan como entidades únicas y separadas: ¿Deberíamos hacer relaciones públicas o marketing de contenidos? La pregunta está mal planteada, ya que las relaciones públicas y el marketing de contenidos son la misma cosa, o al menos las relaciones públicas son una herramienta para que el marketing de contenidos tenga realmente utilidad”.

 Lo que nos propone este expertos es que alineemos los esfuerzos de las relaciones públicas y el marketing de contenidos. Y creo que tiene todo el sentido: ¿para que sirve crear contenidos de marca y luego no usas las relaciones públicas para hacerlos llegar a tus públicos?, ¿qué sentido tiene desarrollar una estrategia de comunicación corporativa sin alinearse con el marketing de contenidos? y ¿cómo va a separarse el marketing de contenidos de la estrategia de comunicación y los mensajes clave que se establecen en la organización? Vale que el marketing, busca no sólo llegar a los públicos, sino crear comunidad y convertirlos en consumidores. Pero es que las relaciones públicas cada vez más acaban buscando lo mismo, no nos engañemos. Al cliente le importa la reputación, pero también aumentar las ventas. Una vez más las fronteras se unen. Lo que importa es satisfacer a la compañía que nos contrata.

Me encanta en este sentido la definición que nos propone el #PRcaparada David Martínez del dircom al dircon: del director de comunicación al director de contenidos. Sin duda creo que lo dice todo: es precisamente este estratega el que tiene que mover la batuta para marcar el ritmo a los contenidos corporativos. Ayer lo mencionaba Luis Miguel Díaz-Meco en su contribución al #carnavalrrpp.

Por último, una pequeña reflexión sobre los profesionales que deben desempeñar el rol de creadores de contenidos, content curators o redactores. Una vez más, surgen como champiñones nuevas formas de denominar esta profesión. Sin duda, muchos profesionales pueden cubrir este puesto, sin embargo, creo que tiene todo el sentido que se convierta en la salida natural de los cientos de licenciados de periodismo que andan frecuentando las colas del INEM. ¿Por qué? Pues porque un periodista se ha formado para saber redactar, buscar la información de diferentes fuentes y contar una historia con objetividad. Vamos que son content curators naturales mucho antes de que existiera el término. Sin duda se trata como leí hace poco en PRnewser de una nueva oportunidad para los periodistas…. Pero  ojo, vuelvo r que r, que lo hagan periodistas, no significa que se convierta en periodismo, sigue siendo contenidos de marca.

En resumen, y estoy abierta al debate, para mi el marketing del contenido debe alinearse con la estrategia de comunicación corporativa, ser implementado por content curators y finalmente  para que esos contenidos lleguen a los públicos, debería ponerse en marcha una estrategia de comunicación online para dinamizar los contenidos y crear esa comunidad … Pero esa es otra historia.

¡Aquí mi humilde aportación para continuar el debate en el #carnavalrrpp! Y tú, ¿qué piensas?

 

La mala educación (on line)

22/10/2013 | Silvia Albert in company | Blog | 0 comentarios

La mala educación (on line)

Que podemos ser más agresivos y maleducados en el mundo digital que en la vida real es algo que todos  hemos comprobado alguna vez en carne propia. Que a veces hemos colgado alguna foto poco deseable en alguna de las redes sociales, o nos han enviado un tuit desconcertante,  también es un hecho más frecuente que deseable.

Todavía no está del todo mal visto y – quién no lo ha hecho alguna vez – etiquetar fotos sin permiso o subir momentos privados como cenas o reuniones con amigos, o incluso asaltar muros ajenos…Me pregunto si no habría que regular este tipo de malos hábitos. Porque esto también es educación.

Sin querer generalizar, la falta de cortesía y el exceso de grosería son el lado oscuro de las redes sociales. A veces, asistimos con asombro a conversaciones y enfrentamientos en Twitter en las que se muestra lo peor de las personas y en las que el grado de crispación puede alcanzar el nivel máximo de grosería.

Hay una nueva teoría que llega desde universidades como Columbia y Pittsburg y que asegura que hay factores en la interacción on line que nos hacen comportarnos como si hubiéramos bebido más de tres gin tonics en una hora. Según estos investigadores, el argumento del anonimato no se cumple en sitios como Facebook, en las que estamos perfectamente identificados, pero en las que se puede llegar a ser igual de borde. Pero es cierto que también  damos inverosímiles y sorprendentes muestras de amor y de exaltación de la amistad. Efectivamente, es como si estuviésemos borrachos.

Todo en la vida tiene sus reglas y en Internet para conducirnos con ética y educación, en mi opinión, también debería haberlas, aunque respeto a aquellos que defienden que algo así sería como “poner puertas al campo”.

Quizá no fuesen necesarios tantos manuales de conducta y procedimientos si todos pudiéramos aplicar las reglas principales de la educación, esas que nuestros padres y abuelos nos enseñaron. Claro que, lamentablemente, en el mundo digital hay mucho “huérfano”.

12 219x300 La mala educación (on line)

Teresa Nevado

Directora de área

@teresanevado

 

Social employee o los empleados como embajadores de la marca Tecnología versus cultura corporativa

15/10/2013 | Silvia Albert in company | Blog | 4 comentarios

Social employee o los empleados como embajadores de la marca <small class="subtitle">Tecnología versus cultura corporativa</small>

La semana pasada participé de un desayuno de trabajo sobre Social Employee de la mano de Sonia Ruíz Moreno de Pridecom, y de DIRCOM.

Parece que hablar de Comunicación Interna a estas alturas de la película está ya superado y ahora hablamos de redes sociales corporativas apoyada, como no podría ser de otra forma, en la tecnología de la nueva comunicación.

Se habló de las principales ventajas de las distintas plataformas, de los sistemas móviles, de la mejora de la comunicación, de las vías de reconocimiento, de los procesos, de la gamificación, de Apps, de información fundamental…

Sin embargo, los allí presentes – representantes, en su mayoría, de grandes corporaciones nacionales e internacionales- se declararon casi al unísono reticentes en el éxito logrado en los objetivos de la puesta en marcha de dichas plataformas.

La realidad es bien diferente de lo que la teoría explica. Las redes sociales empresariales son, en ‘bruto’, una gran idea, como lo fueron en su momento los tablones de anuncios, los buzones de sugerencias, las newsletters, etc. Entonces se trataba de un proceso comunicativo puro y duro (emisor – mensaje – canal – receptor) Ahora, la cosa ha cambiado y se trata de pura conversación. Pero… ¿está la empresa preparada para esa conversación?

Los ejemplos que allí se contaron nos suenan a todos de una u otra forma. Una cosa son las herramientas tecnológicas existentes, muchas y muy completas (IBM, Google, Igloo, Zyncro, Novell, OpenText, Telligent…) y otra muy diferente la cultura corporativa que las acoge. Me consta que el presidente de una de las empresas del Ibex se hizo construir un ascensor directo desde el garaje a su despacho para no tener que encontrarse con nadie de la empresa en el trayecto. No sé cómo andará esta empresa de herramientas de social employee pero de seguro que o el presidente cierra este ascensor o todo trabajo y esfuerzo en comunicación interna será en vano.

De la misma forma que las compañías opacas y reticentes en comunicar no pueden entrar de lleno en una filosofía comunicativa 2.0, las empresas que no apuesten por la transparencia, el debate, la confianza, la privacidad, la ausencia de represalias… lograrán milagros por la instalación de plataformas corporativas 2.0 Y, eso es tiempo. Mucho tiempo. No hay nada milagroso.

La nueva comunicación interna requiere un cambio de paradigma, una apuesta por otro tipo de filosofía de empresa más abierta, transparente, flexible y agradecida que lo que venía siendo hasta ahora. Una vez que los empleados, y sobre todo los jefes, se empapen de esos cambios, de esa transparencia, de esa actitud, que lo vean, lo sientan, la transmitan y, sobre todo, se lo crean… las redes sociales corporativas tendrán valor y serán rentables y podremos entonces hablar de Embajadores de la marca. Empezar la casa por la ventana nunca dio fruto alguno.

Silvia1 300x205 Social employee o los empleados como embajadores de la marcaSilvia Albert

Directora

 

 

 

 

 

 

¿Y qué hay de la newsletter?

08/10/2013 | Silvia Albert in company | Blog | 2 comentarios

Foto newsletter 300x209 ¿Y qué hay de la newsletter?Hace unos días tuvimos en la agencia un debate interno sobre la eficacia y la utilidad de los boletines electrónicos ¿Es cierto, como vaticinan, que la newsletter ha muerto? En mi opinión, no. Personalmente estoy suscrita a numerosas newsletters de medios de comunicación sectoriales y de blogs de moda y cocina, que son para mí una fuente de información y entretenimiento.

¿Acaso han desaparecido las notas de prensa a pesar de los malos augurios? Tampoco, sólo que ahora los profesionales de la comunicación debemos ser todavía más exquisitos y cuidadosos a la hora de preparar los contenidos en función del medio al que nos dirigimos, el enfoque que queremos darle a la noticia y la herramienta que usamos.

Si bien el mundo online nos ha abierto un abanico de posibilidades, eso no quita que la tradicional newsletter pueda convivir, por ejemplo, con las redes sociales, e incluso ser complementaria a estas. Además, es importante tener en cuenta que, dependiendo de quiénes sean nuestros stakeholders, la newsletter puede garantizarnos el poder llegar a estos, porque queramos o no todavía existen públicos 1.0.

La condición indispensable para generar newsletters con éxito está en que su contenido que debe ser de calidad y aportar valor. Además, uno de los puntos fuertes de esta herramienta de comunicación es que por su formato permite crear enlaces con la web corporativa, compartir el último post publicado en el blog o remitir a la conversación generada en los perfiles en redes sociales.

Otro aspecto a su favor es la monitorización, dado que el emisor puede saber si el receptor abrió la newsletter, si se la reenvió a otra persona o qué enlaces han sido los más vistos. En este sentido, hay quien se atreve a dar datos y cifra la tasa de apertura de las newsletter en un 35-45% en cada publicación y las tasas anuales de los inscritos entre el 80 y el 85%. Sin duda, esta información es muy valiosa a la hora de comprobar qué contenido está funcionando y cuál no, y permite rectificar y afinar en mayor o menor medida.

Por supuesto, no todo es el texto, también el diseño es cada vez más determinante para despertar interés; por ello hay que hacerlas atractivas a la vista, y no pueden faltar las imágenes y los vídeos.

Por último, y no menos importante, es determinante elegir la frecuencia adecuada con la que se emiten las newsletters. Mi recomendación es no abusar de la confianza de los suscritos.

76 199x300 ¿Y qué hay de la newsletter?

 

Lucía García

Consultora Senior

Silvia Albert in company

 

Transmedia, storytelling y marca Píldoras de la Agencia de comunicación

03/10/2013 | Silvia Albert in company | Blog | 2 comentarios

Buena charla hoy en Madrid en torno al #transmedia, el #storytelling y las #marcas. Con motivo de la presentación del Programa Profesional Branding&Transmedia organizado por la Fundación Zaragoza Conocimiento y DIRCOM hemos tenido ocasión de escuchar a 5 grandes de todo esto. Cada uno ha dado su pincelada. Ahí van…

Eduardo Prádanos: “Hay que crear historias y vínculos realmente efectivos para que la gente quiera participar y comprar”

Lorenzo Vilches: “La identidad de una marca se construye a través de la narración

Joan Costa: “La marca es el epicentro de la comunicación transmedia“. “Estamos en la era del ‘trans’: tranferencia, transformación, transmedia, transparencia…” “La empresa conserva la propiedad legal; los públicos conquistan la propiedad emocional

Raúl Escolano: “Si una historia se nos escapa de las manos es que estamos emocionando

Félix Muñoz: “Los productos no son lo que son sino la percepción que de ellos hemos creado en las personas”. “Es tarea de la comunicación crear percepciones diferentes de  productos iguales gracias a la influencia

Quiero abrirme un blog… Píldoras de la agencia de comunicación

02/10/2013 | Silvia Albert in company | Blog | 2 comentarios

Hemos asistido a un taller impartido por @DorisCasares en la Escuela @DircomSpain de Social Media Training sobre Como relacionarse con bloggers y prescriptores on line” y de  este encuentro hemos sacado muchas ideas, y tres grandes conclusiones:

  1. Un blog es un espacio de expresión personal, no debe ser exclusivamente un espacio de promoción de marca
  2. Un blog requiere mucha dedicación, constancia e ilusión, así que mejor que el tema te apasione, pero de verdad.
  3. Para que un blog tenga éxito se necesita que tenga detrás una sólida y fiel comunidad.

Os dejo una curiosidad: ¡cada minuto surgen en el mundo 60 nuevos blogs! Y también dos conceptos que siempre deben ir íntimamente unidos a un blog: Inspiración y Belleza.